Samsung no quiere ceder terreno en su lucha contra Apple. Y para ello, decidió sumar una referencia a su gama Galaxy S6 Edge y darle una refrescante renovación a su gama Galaxy Note, la referencia de celulares que creó con éxito el concepto de phablet, de móviles con grandes pantallas y prestaciones ideales para el trabajo y la productividad. En Tecnósfera tuvimos la oportunidad de probar ambos modelos antes de su lanzamiento mundial, en Nueva York. Lo primero que hay que decir es que Samsung mantiene su línea de diseño afincada en modelos muy finos, curvos, con cristal y metal, que en el caso del Galaxy S6 Edge Plus y el Galaxy Note 5, los nuevos modelos de ambas gamas, se destacan especialmente.