Google estudia implantar cambios en su navegador propio Google Chrome, en el que trabaja con el objetivo de desarrollar un sistema alternativo a las actuales direcciones URL de las páginas web que resulte más simple para ayudar a identificar la identidad de los sitios.

Tal como recoge la revista estadounidense Wired, la directora de ingeniería de Chrome, Adrienne Porter Felt, ha declarado que Google quiere realizar cambios profundos en el Localizador Uniforme de Recursos (URL) en las páginas web debido a los problemas derivados de estas en lo referente al aprovechamiento de cibercriminales para redireccionar a páginas maliciosas.

Para Porter, otra cuestión que motiva replantear la forma y el momento en el que se presentan las URL es su dificultad, ya que comenta que “a la gente le cuesta trabajo entender las URL. Son difíciles de leer, es difícil saber en qué parte de ellas se supone que deben confiar y, en general, no creo que las URL funcionen como una buena forma de transmitir la identidad del sitio”.