Abre tu email y comprueba cuántos de los correos electrónicos que has recibido hoy son spam. Cada día nos llegan mensajes no deseados a la bandeja de entrada. Y eso sin contar los que entran directamente a la carpeta específica para ello.El problema va a más allá de las molestias que puedan causar estos mails o el tiempo que se pueda perder diariamente al tener que eliminarlos, el spam puede acarrear otro tipo de problemas en los que poca gente se para a pensar, señala la firma de seguridad informática Kaspersky Lab.

Y es que tras asuntos tan interesantes como Necesitamos personal u oportunidad única, se esconden los «crakers», expertos informáticos cuyo objetivo es penetrar en tu sistema con fines lucrativos o mailintencionados. Según los expertos, los ciberdelincuentes aprovechan el correo electrónico como vía de transmisión de malware y suelen incluir archivos adjuntos o enlaces a webs maliciosos para llevar a cabo ataque phishing o con el objetivo de introducir un código malicioso en el dispositivo del usuario.Una de las excusas perfectas con las que los «hackers» suelen atacar es con ofertas de empleo falsas. Las base de datos, en las que se incluye hasta tu propia dirección de email, son muy cotizadas en la ciberdelincuencia: hasta 6.000 euros.

Además, las técnicas usadas por los ciberdelincuentes están en constante evolución. Los analistas de Kaspersky han descubierto que, últimamente, estos mails se enmascaran tras documentos financieros como notificaciones de multas, alertas de pagos vencidos o confirmaciones de transferencias bancarias. También se esconden tras mensajes de organizaciones gubernamentales, compañías aéreas, reservas de viajes. Por lo que caer en la trampa es muy sencillo.