Detrás de aquella infortunada coincidencia estaría la razón por la que Microsoft optó por saltarse el número 9 para aventurarse con Windows 10. Parece que quisieran romper una maldición, afirmó el emprendedor Freddy Vega de la comunidad de educación en línea Platzi, con jocosidad.Microsoft esgrime otro motivo, por supuesto. Según los ejecutivos de la compañía, el 10 simboliza una nueva era, una renovación. Y lo es. Por primera vez, Windows se ofrecerá de forma gratuita (usuarios de Windows 7 y Windows 8 legal). Quienes tengan copias piratas no gozarán de tal beneficio. Tampoco accederán a esta dádiva los clientes de la versión Enterprise (para empresas). El regalo irá hasta el 29 de julio de 2016. Si no actualiza durante ese año, deberá pagar por Windows 10.

Si usted participó en la fase de prueba de Windows 10, (es decir, es ‘Insider’) y quiere seguir recibiendo copias de evaluación, podrá continuar en el programa después del 29 de julio y seguirá recibiendo versiones de prueba. Puede optar por salirse del programa cuando lo desee y adquirir una copia oficial.