La Generación X, es decir, las personas con edad entre los 45 y 55 años, es la que mejor uso hace del teléfono móvil. Así lo ha constatado el estudio ‘Generación Game Changer by Wiko’, un informe demoscópico en el que han participado 2.000 personas entre 18 y 55 años en el que se analizan los hábitos y normas de los últimos años, así como rutinas y prácticas sociales, según ha comunicado la empresa impulsora.

En este sentido, el estudio revela que el 70% de los españoles reconoce tener cierta dependencia de su terminal siendo los más jóvenes (de entre 18 y 24 años) los que mayor adicción muestran (85%), en contraposición con los mayores, personas de entre 45 a 55 años que, pese a utilizarlos de manera habitual, se consideran dependientes en el 56% de los casos.

De este modo, el estudio ha constatado que los españoles miran el móvil, de media, cada 42 minutos. En este caso, los X vuelven a ser los menos conectados, ya que se acuerdan de consultar el smartphone casi cada hora (cada 54 minutos), frente a los integrantes de la generación Z, también conocidos como centenials (de 18 a 24 años), que lo hacen cada menos de media hora (29 minutos). Son estos los que se muestran más conectados al terminal y llegan a duplicar en porcentaje a las generaciones posteriores en la frecuencia de consulta del móvil, ya que la mayoría (51%) mira el móvil cada menos de 15 minutos, frente al 19% de los usuarios más mayores (de 45 a 55 años) que reconocen mirarlo en esta franja de tiempo.