Las plataformas de redes sociales que se usan para publicidad, como Facebook, YouTube, Instagram, Snapchat, Google y Linkedin seguirán creciendo. Esto siempre y cuando sigan enfocadas en el cliente. Además, los contenidos que se publiquen en estos medios deben ser de calidad, y siempre redireccionados al sitio web matriz de las empresas.

Adicionalmente, este año el comportamiento del público en redes sociales irá dirigido a los formatos de video, como se ha visto en los últimos años. No obstante, hay que cuidar la duración de los videos. Esto debido a que los videos de más de 20 segundos no suelen ser vistos por la audiencia. Para ciertos segmentos, las transmisiones en vivo serán una excelente forma de conectar con los clientes.

Otra tendencia relacionada con redes sociales es que los ‘influencers’ seguirán tomándose el papel estelar en cuanto a recomendaciones de productos y servicios. Esto debido a la cercanía que ofrecen con su audiencia. Los usuarios son muy receptivos a este tipo de publicidad, porque no suele ser tan obvia ni intrusiva. El principal canal de comunicación de los influencers seguirá siendo las redes sociales.

Deja un comentario