La característica más importante es que las TIC permiten el aprendizaje constante durante las 24 horas del día. Los estudiantes ya no tiene que esperar solamente a ir a clase, ya que pueden acceder al conocimiento con un ordenador, una tablet o desde su propio Smartphone. Incluso pueden ponerse en contacto con el profesor fuera del horario académico y sin tener que asistir de manera presencial a una tutoría. Estos dispositivos móviles también permiten que los alumnos lleven consigo los apuntes, pudiendo estudiar, por ejemplo, en el transporte público o en el tiempo libre que les queda entre clases.

Gracias al avance de estas tecnologías, ya no es ni siquiera necesaria la conexión a Internet, ya que algunas herramientas pueden ser fácilmente utilizadas simplemente descargando la aplicación de forma gratuita. Así de fácil podrás estudiar en cualquier lugar, momento y sin conexión.

Deja un comentario