China almacenaba datos de más de 2,5 millones de personas.

Un experto en seguridad informática holandés descubrió como una empresa china almacenaba datos de millones de personas. SendeNets era la empresa especializada en inteligencia artificial que recopilaba este tipo de información.

Victor Gevers, el investigador que descubrió la fuga de datos, explicó a la BBC que cualquiera pudo acceder a esa información durante meses, desde julio de 2018. La mayoría de los datos de SenseNets corresponde a ciudadanos de etnia uigur, quiénes están en el punto de mira internacional por su internamiento en “campos de adoctrinamiento” bajo el pretexto de acabar el “terrorismo” y el “extremismo religioso”.

Según lo publicado por la BBC, Gevers anunció que la base de datos contenía desde números de identificación personal hasta los movimientos de las personas en el sistema en un periodo de 24 horas.

Este tipo de tecnología no es propia del gobierno Chino, este tipo de sistemas también esta siendo probado por países como Estados Unidos, Reino Unido o India.

No Comments

Post a Comment