Japón está en busca de pistas sobre el origen del sistema solar.

El viernes pasado una nave espacial japonesa aterrizó en un asteroide lejano para evaluar sustratos que podrían dar indicios sobre el origen del sistema solar y de la vida en la tierra.

La nave de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial se llama Hayabusa2 y está programada para extender un tubo y disparar un proyectil esférico hacia el asteroide para obtener material subterráneo. Este es el primer aterrizaje de tres.

El asteroide Ryugu tiene unos 900 metros de diámetro y está a 280 millones de kilómetros (170 millones de millas) de la Tierra. El proyecto en marcha se desarrollado acorde a su programación y se espera poder recopilar suficientes muestras para ser evaluadas en la Tierra. Esto será fundamental para comprender algunos aspectos de nuestro origen.